Los diferentes tipos de copias de seguridad - Bitendian

Posted by | febrero 05, 2016 | Consejos, Herramientas, Seguridad | No Comments

copias de seguridad

La protección de los datos de una empresa ante cualquier posible pérdida, deterioro o accidente es una de sus grandes preocupaciones, de ahí la importancia que adquieren las copias de seguridad, a partir de las cuales debe ser posible restaurarlos.

Se trata de un concepto sencillo, ya que lo realmente complicado es implantarlo de manera eficiente y eficaz. En este sentido existen tres métodos básicos para la realización de una copia de seguridad completa, incremental y diferencial, de los que derivan otras menos comunes como la completa sintética, en espejo, la incremental inversa o la continua.

Es por ello interesante ver las diferencias entre los distintos tipos de copias de seguridad, con el fin de ver las ventajas e inconvenientes a la hora de elegir cuál puede ser la más apropiada, para la empresa, a cada momento.

Copias de seguridad completas

Se trata de un tipo de backup que contiene la totalidad de los datos en diferentes soportes, como discos duros externos o DVD. Siendo el método más simple, su ventaja principal es que contiene la totalidad de los datos en una misma ubicación, lo que en caso de tener que restaurarlos requiere un menor periodo y, por tanto, el tiempo de recuperación objetivo (RTO) se ve reducido.

En cambio, cuenta como inconveniente principal un incremento considerable del tiempo requerido para su ejecución, así como mayor espacio de almacenamiento, por lo que su periodicidad se ve habitualmente reducida.

Se trata de una copia especialmente adecuada ante la previsión de cambios importantes, como la instalación de nuevo software o la actualización del sistema operativo.

Copias de seguridad diferenciales

En este caso, la copia de datos se reduce simplemente a los que han sufrido cambios desde que fue realizada la última copia de seguridad completa. De esta forma, se pueden intercalar diversas copias diferenciales entre dos completas, tantas como los requerimientos de seguridad marquen como apropiadas.

Como es lógico, su ventaja fundamental radica en su velocidad y rapidez, ya que debe soportar muchos menos datos, aportando gran flexibilidad, ya que es sencilla su ejecución. En cambio, su inconveniente radica en su creciente volumen hasta que es ejecutada una nueva copia de seguridad completa.

Copias de seguridad incrementales

Son un tipo de copias de seguridad cuya ejecución se limita a los datos que han cambiado desde la última copia de seguridad, independientemente de que haya sido esta completa o diferencial.

Su ventaja es conformar la copia de seguridad más rápida y de menor tamaño, dado que albergan un volumen de datos más pequeño. De ahí que puedan ejecutarse con mayor asiduidad, con cadencias incluso de horas, o a demanda.

En cambio, su principal inconveniente es una mayor complejidad a la hora de restaurar los datos, ya que deben reconstruirse a partir de la última copia de seguridad completa e ir incluyendo cada una de las copias de seguridad incrementales realizadas desde ese momento.

Copias de seguridad derivadas

La copia de seguridad completa sintética es capaz de restituir los datos empleando para ello todas las copias de seguridad incrementales. La copia en espejo es una simple copia de los datos almacenados en juegos de discos alternativos, mientras que el incremental inverso es un soporte de la copia de seguridad incremental. Por último, la copia de seguridad continua permite la restauración desde cualquier punto. En cualquier caso, todas ellas tienen en común el requerimiento de ser almacenadas en disco.

La elección

Si lo que estamos buscando es una restauración rápida y con mayor tolerancia a los fallos a partir de un único soporte, las copias de seguridad completas son la mejor opción, aunque su ejecución de forma diaria está más recomendada a empresas que mueven un bajo volumen de datos, obteniendo así un alto nivel de protección a partir de un almacenamiento no demasiado elevado.

En cambio, realizar copias de seguridad semanales combinadas con incrementales de carácter diario permite una óptima relación entre rapidez y volumen de almacenamiento. En detrimento de esta opción encontramos un incremento en el tiempo de restauración de la información y el riesgo de que alguna de las copias de seguridad incremental resulte dañada y no pueda restablecerse de forma completa el total de la información.

Una solución intermedia, que es además la más extendida, es la realización de copias diferenciales diarias entre completas de carácter semanal, lo que da como resultado un incremento en la protección de los datos y una reducción en los tiempos de restauración con un pequeño incremento de costes.

En definitiva, no existe una copia de seguridad óptima a nivel genérico. Lo importante es más bien implantar una estrategia adecuada, que lleve a cabo una combinación de los diferentes métodos a partir de pruebas y test. Solo de esta forma será posible cumplir con los objetivos, tanto a nivel de coste como de rendimiento y disponibilidad de los recursos de la empresa.